Tim Cook: “estoy orgulloso de ser gay” considero que es uno de los mayores regalos que Dios me dio.

Tim Cook, en visita en la fabrica de Zhengzhou. Foto: Tim cook on Twitter.

Tim Cook, en visita en la fabrica de Zhengzhou. Foto: Tim cook on Twitter.

A estas alturas, no es ninguna novedad saber que Tim Cook, CEO de Apple, es homosexual. Durante años ha sido muy claro con su orientación sexual, algo que parece no haber sido ningún obstáculo en su carrera profesional. 

En un artículo publicado por Businessweek, el propio Cook habla muy honestamente de sus sentimientos y lo que significa ser gay para él. A pesar de ser muy cuidadoso con su vida privada, afirma que viene de unas “raíces humildes” y no busca “llamar la atención” (algo que no debe ser muy fácil siendo el CEO de la compañía más observada del planeta).

Nunca he negado mi orientación sexual, tampoco creo que lo haya publicitado, hasta ahora. Así que seré claro: estoy orgulloso de ser gay, considero que es uno de los mayores regalos que Dios me dio.

Cook también habla de que en Apple todos conocen este hecho desde hace años y eso no ha significado ninguna diferencia en la manera que es tratado por ellos. Dice que tiene “la fortuna” de trabajar en una compañía que ama la innovación y la creatividad, y eso solo puede florecer cuando tienes a personas de todos los ámbitos.

Fuente: Conectica

Anuncios

¿De quién es esto ahora que lo he subido a internet?

20140831-085707.jpg
Miles de imágenes de viajes en Instagram, las primeras fotografías de un suceso en Twitter o nuevos medios que recogen el contenido de otros. Internet es un océano de retos para los derechos de autor que en los usuarios deja un gran interrogante: ¿De quién es esto ahora que lo he subido a la red?.

La reciente batalla legal entre Wikipedia y el fotógrafo David Slater por una autofoto de un mono y los montajes crueles que recibió la hija de Robin Williams con contenido de sus redes sociales cuando murió el actor han vuelto a abrir el debate sobre dónde están los límites en internet.

“El gran problema de la red es que muchas veces, aunque uno sea víctima de una acción ilegal y tenga por tanto derecho a recurrir a la Justicia, en la práctica no hay manera de perseguir a los infractores”, explica a Efe la abogada Gretchen McCord, especialista en información digital, derechos de autor y privacidad en las redes sociales.

“Internet se mueve tan rápido y es tan grande que una vez que los contenidos están ahí arriba en ocasiones no puedes hacer nada. No puedes ir detrás de toda esa gente”, añade.

El tipo de casos que atiende esta abogada varía a la misma velocidad que evolucionan los contenidos en internet: páginas como Facebook, muy popular y al mismo tiempo controvertida en materia de derechos y privacidad, cambian sus términos de uso continuamente, lo que confunde aún más a un usuario que no siempre sabe si está siendo víctima de un plagio o robo, ni si él mismo lo está cometiendo.

“Lo primero que hay que saber para entender dónde están los límites es que en internet rige el principio básico de los derechos de autor: el copyright sólo protege la expresión creativa original de una idea, pero no la idea en sí misma. Es muy difícil proteger algo como las ideas”, explica a Efe Marc P. Misthal, abogado especialista en derechos de autor.

En el caso del autorretrato del mono, Wikipedia ganó porque los jueces determinaron que la protección de los trabajos creativos se limita a los elaborados por humanos y, por tanto, no puede aplicarse a una fotografía que el animal se tomó a sí mismo, aunque el aparato y la idea fueran del fotógrafo. Y si no hay derecho de autor el uso de ese contenido es libre.

“Cuando una persona crea un trabajo, por ejemplo al tomar una fotografía, tiene el derecho de autor automático. Cuando la sube a una plataforma como Facebook o Instagram, muchas veces acepta sin leer o sin entender completamente unos términos de uso escritos en un lenguaje farragoso que lo que vienen a decir es que les cedes su uso, aunque la propiedad sigue siendo tuya”, señala Misthal.

En ese caso, explica el abogado, si uno de tus amigos en Facebook coge esa fotografía y la imprime para vender postales, puedes denunciar la violación de tus derechos de autor. “Le diste permiso de uso a Facebook, no a él, y mantienes tu autoría sobre la imagen”, precisa.

La interpretación de la ley se complica cuando entra en debate lo que en derecho se denomina “uso justo”.

“En palabras muy sencillas, el ‘uso justo’ suele considerarse cuando estamos más cerca de lo educativo o informativo que de lo comercial”, explica la abogada McCord.

Pero la cuestión no es sólo qué se comparte, sino cómo se comparte y en qué cantidad: “Se considera que un titular no tiene la creatividad suficiente para estar protegido por los derechos de autor. El uso de una porción de un texto también puede hacerse siempre que no sea demasiado y cuando se considere un uso justo”, apunta la especialista.

Cuando se le pregunta por los nuevos portales de internet que en la práctica son contenedores de enlaces de otros medios o publicaciones, McCord no duda: “Puede no gustar a muchas personas, porque generan su tráfico de visitas con contenido que no crearon ellos, pero enlazar otros contenidos con un vínculo es completamente legal”.

Los derechos de propiedad en internet en Estados Unidos están protegidos en el marco general de la ley de derechos de autor y con la normativa específica de derechos de autor del Milenio Digital, aprobada en 1998.

“Esta ley busca el equilibrio, pero a medida que la tecnología avance será necesario tomar medidas más complejas a nivel particular para proteger la autoría mediante la encriptación o las marcas de agua”, opina el abogado David Reischer.

Sin embargo, para McCord “inevitablemente” la ley siempre irá por detrás de la realidad en internet. “Los usuarios deben aprender a protegerse y a proteger sus obras, porque es imposible que la normativa avance al mismo tiempo que la tecnología”, concluye.
Fuente: El Economista
Foto: Adir Magno

Planean “reiniciar Internet” a un año de las revelaciones de Snowden #ResetTheNet

 

Unos 200 sitios web se han unido a la campaña #ResetTheNet (ReiniciaLaRed), instando a los usuarios de Internet, desarrolladores y proveedores de contenido a usar software ‘anti-NSA’ y herramientas para proteger la Red mundial contra la vigilancia gubernamental intrusiva.


Los sitios, que varían desde páginas individuales hasta gigantes de Internet como Reddit, Imgur y Boing Boing, y varios grupos de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional y Greenpeace, publicarán una pantalla de bienvenida el próximo jueves en apoyo a la campaña.

La pantalla le dará consejos sobre cómo garantizar la privacidad web, y los usuarios pueden descargar un ‘paquete de privacidad con herramientas de software gratis que facilitan el cifrado de toda su información’, simplemente enviando un correo electrónico al sitio web de la campaña.

Al mismo tiempo, Fight for the Future, la compañía que puso en marcha el proyecto, está convocando a sus partidarios para que hagan llegar su mensaje a millones de personas en las redes sociales para unirse en contra del espionaje gubernamental este 5 de junio.

El 5 de junio de 2013 el diario británico ‘The Guardian’ publicó el primero de una serie de documentos revelados por Edward Snowden. Desde entonces, un flujo continuo de archivos han demostrado que la NSA espía continuamente las comunicaciones digitales tanto en EE.UU., como en varios países del mundo.

Este lunes, casi un año después de haber recibido asilo en Rusia, Snowden aseguró haber remitido una petición formal de asilo a Brasil, informan medios brasileños.

Fuente: ActualidadRT

 

Obama: “No pienso que la marihuana sea mucho más peligrosa que el alcohol”

 

Obama mode on ‘Choom Gang’ By: Chris Chaotic on Flickr

“Como esto ha sido bien documentado, fumé marihuana cuando era niño y lo veo como una mala costumbre y un vicio, no muy diferente de los cigarrillos que fumé cuando era joven y en una gran parte de mi vida adulta”, dijo Obama en una entrevista a la revista 'New Yorker'. “No pienso que sea mucho más peligrosa que el alcohol”, agregó.


La marihuana está prohibida por la ley federal en los EE.UU., a pesar de ello los estados de Colorado y Washington aprobaron el año pasado leyes que permiten la venta y consumo de marihuana recreativa. El presidente estadounidense apoyó en cierta manera la decisión de los estados de legalizar la marihuana, diciendo que “es importante para la sociedad que no se dé la situación en la que gran parte de la gente viola la ley una vez y otra, y solamente unos pocos resultan castigados”.

“No deberíamos encerrar a los adolescentes o a los consumidores individuales durante mucho en tiempo en las cárceles, cuando algunos de los que escriben esas leyes probablemente han hecho lo mismo”, agregó.

Según Obama, los adolescentes de las minorías suelen quedar bajo arresto por el consumo de marihuana más que los hijos de blancos de clase media. “Los adolescentes de clase media no son encerrados por fumar marihuana, y los adolescentes pobres sí”, dijo, afirmando que los jóvenes afroamericanos y los latinos tienen más probabilidades de ser pobres y menos probabilidades de evitar penas excesivamente severas.

Sin embargo, el mandatario estadounidense acentuó que fumar marihuana es una “pérdida del tiempo” y “no es saudable”, confesando que así se lo dijo a sus propias hijas.


Al mismo tiempo Obama tiene presente que la legalización de la marihuana no es una “panacea” y no resuelve todo el cúmulo de problemas sociales. “Si la marihuana es totalmente legalizada y en algún momento la gente dice 'ok, podemos conseguir una dosis negociada de cocaína, la cual podemos demostrar que no es más nociva que el vodka', ¿estamos abiertos a eso?”, pregunta.

Fuente: ActualidadRT

 

Periodistas en las redes sociales

 

Las redes sociales son un espacio de proyección del trabajo de los periodistas, fuente informativa y terreno para establecer una interlocución distinta con los lectores. Pero la intervención del periodista no puede tener la misma franqueza que en una taberna y hay un largo repertorio de episodios conflictivos en esta relación, necesaria, que se establece en las redes sociales. En noviembre de 2012, la dirección de The New York Times destinó un editor a tutelar preventivamente los mensajes en las redes sociales de su responsable del despacho en Jerusalén después de que publicara comentarios o enlaces (a un diario libanés favorable a Hezbolá, por ejemplo) que fueron muy criticados por lectores que los consideraban una toma de partido. La defensora del lector del diario apoyó la medida del diario para asegurarse que las intervenciones en las redes sociales de su periodista fluyeran más suavemente. Se trataba, escribió, de aprovechar la promesa de compromiso de los medios de comunicación social con los lectores sin exponer The Times “a los pensamientos sin filtrar y sin editar de un reportero”. Otros finales han sido más penosos. La CNN, por ejemplo, despidió a una redactora, Octavia Nasr, en 2010 por un “controvertido” mensaje político en Twitter. Nasr comentó posteriormente que en las redes sociales no se trata de lo que dices y de lo que quieres decir, se trata de la percepción de lo que has dicho y de lo que quisiste decir. “¿Qué guía puede abordar eso?”, se preguntaba.

En dos años, he recibido muy pocas quejas sobre el tono de alguna réplica de periodistas o colaboradores de este diario en las redes sociales. Quejas de envergadura dispar y nada comparable con el asedio injurioso que algunos foreros practican en sus comentarios sobre distintos redactores. La última llegó recientemente. Una periodista de este diario enlazó en su cuenta de Twitter una viñeta de El Roto publicada por EL PAÍS. Mostraba una mujer embarazada que se hacía la siguiente reflexión: “¿Cómo es eso de que el embarazo es mío y el aborto de un psiquiatra, un cura, un juez?”. Y un lector replicó que cómo era eso de que la pensión de manutención de los hijos es del padre y la decisión de abortar solo de la madre. Esta intervención motivó un segundo mensaje de la periodista que concluía con la frase: “¿En qué mundo vives?”. Otros miembros de la red entraron en el debate, uno de ellos tratando al citado lector de “zopenco”. Y este me remitió una carta, de quien mantengo el anonimato para no multiplicar el insulto, en la que manifiesta que es profesor universitario, “me presento con mi nombre, apellidos y fotografía, me he limitado a rebatir un argumento fundado en un conocimiento deficiente del Derecho de familia español” y considera una afrenta pública la expresión “en la que se me tutea y se me dice que no sé en qué mundo vivo, hecho con el salvoconducto de ser periodista de EL PAÍS” y jaleada, prosigue, por trolls, condición que algunos intervinientes en el foro achacan, a su vez, al lector. La periodista se inhibió en el cruce de mensajes posteriores y no publicó ninguna otra réplica. Los diálogos en la red social admiten un registro más cotidiano y de mayor emotividad, pero la interjección no es la respuesta apropiada. En todo caso, la periodista no fue la autora del insulto.

Pero al margen de episodios concretos, la cuestión de cuál ha de ser la conducta de un periodista en las redes sociales está abierta y no hay recetas únicas.

La empresa editora de este diario publicó, la versión definitiva data de 2012, un breve código en el que se enumeran principios generales aplicables a toda persona vinculada de una forma u otra a las empresas del grupo y en cualquier entorno digital, ya sean redes sociales o blogs personales o profesionales. En el mismo se tratan cuestiones como la asunción de los valores democráticos, confidencialidad sobre futuros productos u operaciones de la compañía, respeto a la legalidad, responsabilidad en el empleo de fuentes, evitar los rumores, corregir los errores… y se añade un protocolo de respuesta en caso de crisis, entendida como daño a la empresa o a sus empleados. Sobre la cuestión de la relación con los lectores, el artículo 5 fija que “siempre debemos utilizar un lenguaje y tono correctos, siguiendo las normas básicas de educación socialmente establecidas” y termina con una apelación, en el artículo 10, al sentido común. Se trata de un código breve y genérico, muy distinto a los que se prodigan en el mundo anglosajón.

The Washington Post en su guía de conducta en redes sociales recuerda a sus periodistas que cuando intervienen en ellas siempre son periodistas del diario y les recomienda, antes de publicar un mensaje, preguntarse si su contenido suscitará las dudas del lector sobre su capacidad para hacer el trabajo de manera objetiva y profesional. “Si es así, no lo publiques”, concluye. El texto incluye recomendaciones prácticas como la de contar hasta 10 antes de responder a una crítica, no tomarla como algo personal y nunca replicar en nombre del diario.

En el código de la agencia AP figura una advertencia sobre activar un “me gusta” de la página de un político o hacerse seguidor de la web de determinadas organizaciones, porque ello puede crear la percepción “entre las personas no familiarizadas con el protocolo de redes sociales” de que aquel miembro de AP es un defensor de sus postulados. Es una prevención que figura en más de una guía de este tipo. Algunas, ante la necesidad informativa de seguir estas páginas, establecen que el periodista también figure como seguidor de sitios digitales que mantienen posiciones opuestas para que no se confunda el propósito informativo de este seguimiento con nada que pueda acercarse a una adscripción ideológica.

La prudencia en las redes sociales nunca será un error

El de la BBC, por ejemplo, establece que si a un corresponsal político le interesa por razones profesionales unirse a un grupo de Facebook del partido laborista también debe hacerlo con uno del conservador, uno de los liberales y uno de los nacionalistas. En el código de AP se llega a detallar que sus directivos “no deben emitir solicitudes de amistad a los subordinados. No pasa nada si los empleados quieren iniciar el proceso de amistad en línea con sus jefes”. En la guía de la BBC, algunas normas son más restrictivas para los periodistas que trabajan en los contenidos editoriales, particularmente los políticos, que para el resto de personal. Es recurrente en varios supuestos el deber de consultar previamente a un superior.

Un aspecto que se reproduce también en más de una guía es el de mantener el diálogo con los lectores, pero evitar, como describe el de AP, “entrar en prolongados intercambios de ida y vuelta con la gente enojada que se vuelve menos constructiva con cada nueva ronda”. Los comentarios abusivos deben reportarse, prosigue, a la compañía que actuará para conseguir su borrado.

Reuters ha optado por unas recomendaciones más genéricas y breves. Tras advertir que se debe evitar, “a toda costa”, la retórica incendiaria o el hablar por hablar, termina con un “tener cuidado” y antes de colgar un mensaje aconseja reflexionar sobre el impacto que pueda tener en “nuestra profesionalidad o reputación colectiva”.

Ningún código, por más extenuante que sea su articulado, anticipará y resolverá todos los conflictos que pueden presentarse. Con todo, los principios generales que establecen los códigos éticos, aunque daten del periodo analógico, son aplicables igualmente. Los periodistas de un medio han de tener presente que, sea cual sea el tema que traten, se identifiquen o no como tales miembros de la Redacción, muchos de sus seguidores lo son por su condición profesional y la prudencia en las redes sociales nunca será un error, particularmente si se comentan temas que se siguen profesionalmente.

El juicio sobre una práctica profesional se establece analizando el tratamiento dado a una información, pero las intervenciones del periodista en las redes sociales pueden confundir este análisis o propiciar conclusiones erróneas. Una cosa es atender la crítica razonada, para rebatirla o asumirla, y otra responder a provocaciones que únicamente pueden alimentar una riña inútil y que seguramente está en la intención de quien la inicia. La paradoja reside, como escribió la defensora de A Folha en un polémico asunto, en que quien necesita y trabaja por la libertad de expresión debe limitar la propia para proteger su credibilidad y la del medio.

Fuente: El País

 

Apple publica por primera vez la información que le piden los gobiernos

 

Apple publicó un reporte en el que detalla los requerimientos que le hacen los gobiernos del mundo buscando información sobre sus usuarios. Varias compañías realizan este tipo de informes hace años, incluyendo a Google y Facebook. El documento de Apple incluyen requerimientos hechos por todos los países donde está presente, entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año.

Para la información de cuentas de usuarios en el caso de Estados Unidos, Apple sólo puede referirse a las solicitudes en rangos amplios y no entregar números específicos ni detalles. Así, indica que han recibido entre 0 y 1.000 requerimientos que comprometen a entre 2.000 y 3.000 cuentas de usuarios.

Para América Latina casi no hay información de este tipo, excepto por Brasil, donde se registraron 8 requerimientos.

Las solicitudes de información sobre dispositivos, que normalmente se trata de equipos robados que están siendo buscados por usuarios en conjunto con la policía, no se relacionan con seguridad nacional y por ende son cifras más específicas.

Apple recibió 3.542 requerimientos de información sobre 8.605 dispositivos en EE.UU., y entregó información en 3.110 casos. En Brasil hubo 34 solicitudes y en Chile hubo 1.

Información personal

La compañía aprovechó el reporte para disparar contra algunos de sus competidores.

“Quizás lo más importante es que nuestra empresa no depende de recolectar información personal. No tenemos interés en acumular información personal de nuestros clientes. Protegemos las conversaciones personales entregando cifrado de extremo a extremo en iMessage y FaceTime. No almacenamos datos de ubicación, búsquedas en mapas o requerimientos a Siri de forma identificable”, declara la firma.

Apple también hace un llamado al gobierno de EE.UU. a permitir mayor transparencia en este tipo de informes, ya que ciertos requerimientos hechos bajo el artículo 215 de la Patriot Act no pueden ser mencionados por las empresas, ni siquiera con rangos. Hasta ahora el gobierno se ha negado.

Link: Apple

Google pretende escanear la privacidad en línea de los internautas

 

Corbis

De acuerdo con la información, el gigante de Internet evalúa el uso de identificadores anónimos para rastrear los hábitos de navegación de los internautas.


La tecnología podría, a la larga, reemplazar los controvertidos 'cookies' que las empresas plantan en los ordenadores de los usuarios para seguir de cerca sus pasos en la web y luego tentarlos a comprar productos relacionados.

Google aseguró que cualquier medida que adopte, que está en una etapa preliminar, tendrá en cuenta “la seguridad de los usuarios” y la economía de Internet.

 

“Es un identificador persistente, una supercookie”, dijo el jefe del Centro para la Democracia Digital de Washington, Jeff Chester, citado por el rotativo estadounidense. “Google obtendrá más información sobre los usuarios donde quiera que estén, en todas las plataformas y con solo un número. Será la nueva forma en que lo identifiquen 24 horas al día, siete días a la semana”, agregó.

“Los publicistas usan el mantra del anonimato para disuadir a la gente de lo tétrico del asunto”, afirma por su parte Joseph Turow, profesor de la Universidad de Pensilvania. Añade que si la empresa sabe o no su nombre, ya no importa, porque su identificador seguirá detrás de usted tratando de venderle cosas, según su perfil anónimo.

Mientras otras publicaciones especializadas advierten que cualquier empresa que “adopte el sistema de Google tendrá que adaptarse a los términos que plantee Google sobre el uso de la tecnología y la información que arroje. En ese escenario, Google pasaría de ser el mejor jugador en la mesa al dueño de todo el casino, donde las empresas usan sus fichas”.

Según firmas de marketing digital, el gigante de Internet vende más publicidad en la web que sus rivales, quedándose con un tercio de los 117.000 millones de dólares al año a los que asciende el gasto mundial en anuncios digitales.


Fuente: ActualidadRT

 

Comisión de Nombramientos – Internet Hall of Fame #isocmx

A nombre de los abajo firmantes, miembros de la Internet Society Capítulo México , presento el nombramiento de Erik Huesca al Salón de la Fama de Internet . Hemos recibido 16 correos electrónicos de apoyo de miembros de ISOC MX proponiendo Dr. Huesca para este honor. En los primeros días de la Internet en México, su trabajo junto al de otros pioneros contribuyó a la coordinación de los primeros servicios de TCP / IP con éxito en México . Esto dio lugar a la conexión a Internet de la Universidad Nacional Autónoma de México, y de la gran mayoría de las instituciones mexicanas de educación superior . A través de los últimos 25 años, ha dedicado su vida a la Internet, ya sea como técnico, planificador, educador o administrador. Su trabajo es altamente reconocido por los miembros de este Capítulo, y está documentado en publicaciones como ” 50 años de Cómputo en México” ( 2009 ) y ” Cómo Se Conectó México a Internet” ( 2003 ) .

Saludos cordiales,

Dr. Luis M. Martínez

Internet Society Capítulo México

 

 

Indígenas brasileños se suicidan por el robo de sus tierras ancestrales #changebrazil

 

Según datos recientes, desde el inicio de este siglo cada semana se suicida al menos un indígena. De acuerdo con el Ministerio de Salud de Brasil, 56 guaraníes cometieron suicidio en 2012, aunque se cree que la cifra real es mayor debido a que muchos casos no se registran, informa la ONG Survival International, que lucha por los derechos de las comunidades tribales del mundo.

Los guaraníes se suicidan porque no tienen tierra. En los tiempos antiguos éramos libres, ahora no lo somos ya

La mayoría de los suicidios se dan entre indígenas de entre 15 y 29 años: la última víctima conocida era una adolescente de 17 años, y la víctima más joven documentada tenía 9 años.

“Los guaraníes se suicidan porque no tienen tierra. En los tiempos antiguos éramos libres, ahora no lo somos ya”, señaló a la ONG Rosalino Ortiz, uno de los miembros de la comunidad indígena. Los jóvenes no saben cómo seguir viviendo, se desesperan y se suicidan, añade Rosalino.


En los territorios indígenas los rancheros sembraron grandes plantaciones de azúcar, soja y alimento para el ganado. Después de la pérdida de sus territorios ancestrales las tribus fueron desplazadas a zonas de la selva consideradas “peligrosas”, donde viven en pésimas condiciones y se enfrentan a la malnutrición y otros problemas de salud, así como al alcoholismo.

Stephen Corry, director de Survival International, señala que, desafortunadamente, el caso de los guaraníes no es único: otros grupos indígenas de todo el mundo también sufren las consecuencias de haber sido desterrados de tierras que ellos consideran sagradas.


Fuente: ActualidadRT

Pavel Durov el ‘Zuckerberg’ ruso crea el ‘asesino de WhatsApp’, donde un mensaje sí será privado

 

“Siempre quise transmitir mi información de una manera segura para estar seguro de que incluso el administrador del sistema a tiempo completo o desarrollador de software no va a obtener acceso a mis mensajes. Por no hablar de cientos de empleados de los proveedores de Internet que potencialmente pueden leer mis mensajes siempre que los envío al servidor de WhatsApp”, explica unos de los inventores, Pavel Durov, el fundador de la red social VK.


Vamos a ser capaces de sellar el objetivo de la cámara mundial del PRISM

En su blog, citado por el portal 'Slon.ru', informó que el 2 de octubre por primera vez en su vida fue capaz de enviar un mensaje que nadie iba a poder leer, excepto él y su interlocutor.


“Fue una gran sensación. Y espero que gracias a los esfuerzos de los programadores y los empresarios informáticos de todo el mundo, pronto esa sensación sea experimentada por toda la gente”, afirma Durov.

En su opinión, hoy en día “la transparencia de la información dejó de ser el problema número uno, ha llegado el momento de defender la información personal”. “Vamos a ser capaces de sellar el objetivo de la cámara mundial del PRISM, y no solo de esta agencia,” asegura Durov.

Este millonario ruso ha invertido una gran parte de su fortuna en la creación de Digital Fortress, fundación sin ánimo de lucro, que se dedica a financiar las tecnologías de comunicación segura. Unas de sus obras, la aplicación de mensajería móvil Telegram apareció en AppStore en agosto pasado. Ha sido creada sobre la base de un nuevo protocolo seguro MTProto, inventado por el hermano de Durov, Nicolái.

Telegram no requiere ningún registro y está relacionado con el número de la tarjeta SIM. Los mensajes se cifran antes de ser enviados. Para sincronizar múltiples dispositivos los datos se almacenan en una nube. Según los inventores, la estructura descentralizada de los servidores permite a la aplicación funcionar más rápido en comparación con su competidor principal, WhatsApp.

ru-ru.facebook.com Pavel Durov

Fuente: ActualidadRT