Regreso a la realidad: #NoFuePenal ¡México fuera!

La Copa que YO Vivi! Por Francisco Pacheco Beltrán

Ing. Francisco Pacheco Editor-Chef del Foro de Taxco, Adir Magno, muestro anfitrión, Yamil Ali del Periodico Digital Imagina, Amir Hassan, Bachir Adir y Irma Minerva #Jugamos12México

Desde que comenzó el día las playeras verdes del seleccionado tricolor tomaron su lugar en nuestros dorsos, la hora de la prueba de fuego estaba por llegar, el juego en contra de Holanda, la poderosa “naranja mecánica” se avecinaba.

Esta vez lejos del bullicio y de la Fiesta Mexicana propia de los estados brasileños en la copa mundial en donde juega México, pero arropados de una familia liderada por un brasileño que se siente mucho más mexicano de lo que podemos imaginar.

Así enfilamos hacia el Bar de Marcelino, para ver el juego por televisión, tomar unas cervezas y esperar que siguiera la buena racha del tricolor mexicano.

Adir Magno, muestro anfitrión sufre el reclamo de la hinchada brasileña que no acepta verlo vestido de verde y haber asistido el pasado 17 de junio al juego en Fortaleza, en aquella memorable actuación de Memo Ochoa.

Apenas un día antes, en el juego de Brasil en contra de Chile, los brasileños sufrieron hasta el último minuto en la serie de penales que ganaron casi de milagro.

En el camino al bar, los vecinos observan con curiosidad el grupo de personas vestidas de verde, para ver el juego de la selección nacional mexicana.

Unas botanas preparadas en casa, de pollo, chicharrón y calabresa, forman parte del complemento para ver el desarrollo del juego en contra de Holanda.

El equipo juega bien, genera oportunidades, va al frente y parece que controla al frío equipo holandés que no se parece en nada a aquel que vimos destrozar al todavía campeón del mundo España.

Aquí no hay gritos, ni cielito lindo, ni el ¡Puuuuto! que enloquece en los estadios, sólo un reducido grupo de mexicanos que observa el juego en medio de la esperanza de que el sueño siga.

Llega el gol de México, y la emoción embarga, el corazón se acelera y las ilusiones crecen, el si se puede taladra en la cabeza, la mente se traslada a Salvador de bahía en donde sería el siguiente juego.

Llegan los últimos quince minutos del juego y sucede lo de siempre, el equipo se echa atrás, en lugar de seguir atacando con orden y metiendo en aprietos al rival, renuncia a seguir adelante y se agazapa lanzando pelotazos, que son recibidos por el rival y que avanza imperturbable hacia el triunfo.

Ya solo es cuestión de tiempo, primero el gol y luego el penal, cuestionado pero al final de cuentas resultado de esa renuncia a ganar atacando y propiciar el perder defendiendo. México no quiso ganar y nosotros vivimos la tarde más horrible de esta aventura…

Polilla… Que la pesadilla llegó para arrancar los sueños de seguir avanzando en la copa mundial… Que esta vez no hubo festejos en la Diana de Acapulco que fue resguardada de nadie…

Fuente: El Foro de Taxco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s