Un gran salto para el hombre, una pirueta histórica para la publicidad

Felix Baumgartner demostró hace una semana que los límites no existen. Su salto desde la estratosfera, a más de 39.000 metros de altura, supuso un hito para el ser humano. Pero, por encima de todo, fue un punto de inflexión en la comunicación comercial. Este austriaco rompió la barrera del sonido. Red Bull rompió las barreras del marketing. La marca financió este proyecto y la acción se convirtió en una campaña a nivel mundial como nunca antes se había visto.

Hasta ahora, pese a no haber una designación oficial, el consenso en el sector de la publicidad y el marketing es que el mejor anuncio publicitario de la historia fue ‘1984’ de Apple (Macintosh), emitido sólo una vez en televisión, durante la Super Bowl de ese año. Fue visto por más de 96 millones de personas. Fue rodado por Ridley Scott en Londres con un presupuesto de unos 750.000 dólares. TV Guide y Advertising Age lo eligieron como el mejor anuncio publicitario de todos los tiempos.

Ahora, la acción de Red Bull le ha arrebatado ese trono. “Ha sido la acción de publicidad más importante de la historia. Ha desplazado al ‘spot’ del Macintosh”, afirma tajante Gustavo Entrala, CEO de la agencia de publicidad 101. Entrala sabe de golpes de efectos: su agencia metió al Vaticano en Twitter. “Es lo más notoria que se ha hecho en publicidad nunca”.

Durante las más de tres horas que duró la ascensión y caída de Baumgartner, desde cualquier tiro de cámara, en cualquier fotografía, era claramente visible el nombre o el logo de la marca. Aunque los expertos están de acuerdo en que el impacto comercial de esta acción es imposible de cuantificar, debido a su carácter mundial, en los últimos días se han conocido algunos datos que dejan patente los extraordinarios resultados de este anuncio comercial: el salto tuvo más de ocho millones de reproducciones simultáneas durante el ‘streaming’. Fue emitido en directo por 150 televisiones de todo el mundo.

En España, un primer análisis elaborado por Kantar Media cifra en más de siete millones de euros la repercusión en radio y televisión. A esta cantidad habría que sumarle el valor aportado por la prensa, ya que la hazaña fue portada en todos los diarios. La marca no gastó un solo euro en inversión en medios.

No hay cifras oficiales de lo que ha supuesto para Red Bull financiar este salto, pero medios de EEUU y expertos hablan de unos 50 millones, cifra que la marca desmiente. “Es impensable que una firma confiara nunca esa inversión a una campaña de publicidad de un día , pero Red Bull tenía muy bien medido el retorno. Sólo en los ingresos del día después en concepto de derechos puede que ya haya rentabilizado la gesta”, detalla Nuria Catalá, directora de negociación de Equmedia.

Fuente: El Mundo – Raúl Piña | Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s